martes, 9 de febrero de 2010

Magas, espadas y rosas

Permítaseme protestar por los cazadores de Magas, y preguntarme dónde están los cazadores de Mandarinas*, porque a los primeros he podido identificarlos, pero los segundos son un enigma aún para mí.
Sobre gustos no hay nada escrito, dicen.. Pero resulta que Cortázar le dedicó mucha tinta a la fantasía de la mujer ideal de -aparentemente- muchos hombres... aunque jamás hayan hojeado Rayuela**.
Puede ser que en un primer acercamiento el cazador de magas se camufle bajo otras características de su personalidad, como unos dreadlocks hasta la cintura***... o puede que una parezca medio Maga a veces****; pero indefectiblemente, más temprano que tarde, he de reconocer que yo no soy buena Maga, ni lo quiero ser; porque las buenas Magas, porque las buenas Magas se echan a perder, se echan a perder. El peludo cazador de Magas comentará "¿pero vos vivís con tu hija?, porque hubiera jurado que no podías hacerte cargo de algo así (?)"*****, o bien una dirá -rompiendo un corazoncito cortazariano- "mañana me levanto temprano para el laburo".
Y seguiré sin entender por qué el personaje gusta más allá del papel. Por qué alguna gustará de ser vista tan frágil, irresponsable, aniñada, egoísta, ingenua, pura intuición, poca racionalidad. Por qué alguno gustará de proteger -pero en realidad, ahí está la trampa- y ser sometido al mismo tiempo, a los caprichos de una Maga inconstante y confusa.
...
Y me voy a leer otras cosas, otra literatura, otra poesía... tal vez algo que no se parezca a los poemas de Idea, porque temo que ya ha sido suficiente de dejarme caer en este otro cliché de las letras.

******


*porque hasta el famoso mono Liso va tras otros cítricos. :S
**lo cual es bastante improbable, dado que muchos de ellos pertenecen además al subconjunto p (puancellas).
***ah, ¿eso no cuenta como característica de la personalidad? ufff. Pero que distrae y puede perjudicar la inmediata identificación de un cazador-de-magas, es innegable.
****ok, ok. Las botas de florcitas no abonan teorías en contra, lo se.
*****haciéndose acreedor a la frase "ahí está la madre del borrego", o lo que es lo mismo en este caso, "mostraste la hilacha, cazador de Magas" (?).

******y cómo no, mientras pongo la otra mejilla a los defensores de Magas asusentes -que no comprenderán que la crítica no es al personaje de papel, y que adoro a Julito-, me doy el gusto de ser un cambalache y poner un Rata Blanca, y bancarlo a Giardino, porque por algo soy Mandarina y no Maga.

3 comentarios:

kika dijo...

adhiero, hay q leer cosas nuevas. por si no lo leíste te recomiendo Hombre y superhombre de bernard shaw, que descubrí hace poco y adoré.

Juicy mandarine dijo...

Pero mirá vos, Kika polirrubro: te hace pensar, te recomienda lecturas.. no he leído nada suyo: listo; anotado para después de Presagio de carnaval, que se impacienta esperando su turno en la mesa de luz. :P

p dijo...

hemos estado ahí:
http://historiasdehisterias.blogspot.com/2008/12/golpe-bajo-caricia-imprevista-holiveira.html
-a veces quisiera ser la maga, pero en general, la verdá, no sé tanto si quisiera un oliveira....
-qué bueno que sean cazadores de magas y no de brujas, sino sería una vuelta a la inquisición. (perdón, malísimo, lo admito).
-cómo, pero cómo me hacés reír. gracias. (el comentario del monoliso fue la cereza de la torta).
-quierola mucho.