jueves, 14 de agosto de 2008

Cordial conversación con la fantasía del hombre ideal corporizado

H.I.C. Hombre ideal corporizado.
J.M. Juicy Mandarine o Jodida Marmota.

H.I.C.- Hola, soy un hombre no problemático y con intenciones serias.
J.M.- ¡Apa! ¿así se presenta? ¿así pretende generarme interés por usted?
H.I.C.- Bueno, es que me dicen que soy muy buen partido con estas características, y quería señalárselas en primera instancia, para no provocar malos entendidos ni situaciones incómodas.
J.M.- ¡Vaya!* ya lo creo que es usted un excelente partido, no le han mentido; sin embargo, ha equivocado el camino conmigo... yo no soy de "esas".
H.I.C.- No se ofenda, creo que me malinterpretó. En ningún momento dije -ni insinué- que usted fuera de "esas".
J.M.- ¡Claro que sí! ¿de dónde sacó que yo soy de "esas", de las que mueren por los "buenos partidos". ¡Lo mío son las relaciones tortuosas! No soy de las que se ponen las cosas fáciles para sí mismas.
H.I.C.- Ah, ya la entiendo. Pero entonces el error fue de las fuentes. Me han dado informaciones erróneas sobre sus gustos.
J.M.- Muy bien lo ha dicho en pasado... es decir... vea, lo nuestro podría funcionar en unos años... atrás. (suspiro melancólico y resignado). Soy como uno de esos caballos que hacen los circuitos turísticos... tan acostumbrada estoy al camino, que podría seguirlo con los ojos cerrados.
H.I.C.- Bueno, podríamos hacer el intento, ¿no le parece?
J.M.- No sea necio, hombre. Para que lo nuestro funcionara en ese equilibrio caótico en el que me muevo, tendría usted que ser indeciso, inseguro, ciclotímico, histérico... pero, bueno... no me voy a poner exigente... cerramos trato en un requisito -inamovible, este sí-: debería usted comportarse de modo esquizoide.
H.I.C.- A ver... explíqueme mejor.
J.M.- Debería usted comportarse de un modo muy cariñoso y atento, y al hablar, decirme todo lo contrario...
H.I.C. (interrumpiendo)- ¿y viceversa también? digo... ¿decirle cosas bonitas y maltratarla o ignorarla al mismo tiempo?
J.M.- ¡Exacto! Veo que lo va entendiendo.... (pensativa) podría ser...
H.I.C.- (nervioso) Estemmm. Vea, es una pena que una chica tan bonita y simpática** se ponga tantos palos en la rueda. Permítame señalarle que pierde usted la oportunidad de tener una relación de compañerismo, una relación sincera y tierna, que es la que yo podría ofrecerle pero... creo que los requisitos que usted me pone son demasiado para mí, que soy un hombre sencillo: recuerde que sólo soy un hombre no problemático y con intenciones serias.
J.M.- (suspirando) Bueno, creo que no somos compatibles. Ha sido un gusto conocerlo.
H.I.C.- Igualmente, señorita. En otra vida veremos.
(se despide con un beso en la frente)


(un mes después)
J.M.- ¡Loparió! ¡¡Era realmente como se autodefinía!! Han pasado treinta días y aún no me ha enviado fotos de su nueva relación, ni ha decidido dejar de hablarme de sopetón, ni me ha usado de curita, ni... ¡¡¡puaj!!! ¿qué clase de hombre es tan asquerosamente ideal?


*Supongo que el ¡vaya! lo habré usado sólo una vez (ésta) en toda mi vida... pero el estilo se está comiendo el contenido del diálogo. :P
**lo dijo el H.I.C., no yo, eh.

12 comentarios:

p dijo...

juicy, la próxima mandamelo que yo te lo atiendo!

Geoffrey Firmin dijo...

Ajá. Usted está loca, Juicy. Siga así!
Besos!

Kika dijo...

habia escrito un comment, después releí el título y tuve q borrar todo..porque, claro, era de mentirita el susodicho.
ufa.
morí con las siglas, capa.

Bruja Maruja dijo...

Un aplauso para tan brillante ¿actuación?...
Te faltó la aclaración "cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia" jeje

yessycure dijo...

mmm, yo tambien hubiera suspirado resignada, e incredula!

Me encanto lo de algumos años..atras.

Se te extrañaba!!!

muchos abrazos cure!!!!

Lady Saga dijo...

jajjaja, ta buenisimo.
Gracias por visitar mi blog y te voy anticipando que como estos temas dan para hablar....
ya te puse como "blog amigo"!

Lady Saga

F ! X dijo...

Hey, como va?
y vos como festejas el Dia de la Historieta?

Mira que es el 4 de septiembre!!!

Maria Paula dijo...

yo a uno asime le prendo cual koala y no lo largo hasta la 3era guerra mundial.
me encanto tu blog... creo q hay mucha gente como una al final de todo... te puse en mis links p seguri leyendo!

niichan dijo...

hola señorita. Debo decir, sin ánimo de ofender, que las mujeres son inestables como el uranio....
Aparte de eso, me gustó tu dialogo.
Señorita (gesto con el sombrero)

Juicy mandarine dijo...

(He salido del pajerismo mental, gracias a un sopapo virtual).

P. por supuesto, agua que no has de beber... déjala correr (o embotéllala y consúmela con tranquilidad más tarde).

Ay, Geoffrey, no sea tontito. Usté también. Jijiji.

Kika: ah, pequeño detalle. No se si es la distancia o la inconsciencia, pero creo que tranquilamente podría haber sido una charla con mi ex novio. :S
Me encanta la palabra capa, me retrotrae a mi juventú, mostra. Jeje.
Beso!

Juicy mandarine dijo...

Bruja: "Cualquier parecido con la realidad NO es mera coincidencia" ESo sí, saquemos la parte de "cordial". :P

Yessy: Igual... me parece que no se nos presentan muchas oportunidades para suspirar resignadas e incrédulas... tendría que reconsiderarlo.
Gracias, como siempre, por tu cariño.

Lady: oh sí... estos temas... son más fácilmente tratables con un tintillo y amigas. Digo... con nuestro equipo de investigación sobre la etología masculina. ;)
¡Yo también te agrego!

Juicy mandarine dijo...

Hey, F!x: mmm no sé... ¿prendo velas a mi altar de Mafalda?? ¿me disfrazo de Patora (porque la chacha no da... aún me queda algo de autoestima)?? ¿me sorprendo cayendo hacia atrás y diciendo "plop"?
Gracias por pasar y sembrarme esta duda. Retribuiré favores. :P

MAría Paula: ¡gracias por pasar y comentar! si te gustó lo que leíste, seguramente estás limada... viste cómo es: el viento nos amontona. Jejeje. Besos.

Niichan: señorito, permítame señalar que la inestabilidad y la toxicidad del uranio es tan aplicable a algunas mujeres como a algunos hombres. Pero es peor en los segundos, porque no tienen ciclos menstruales a los cuales achacarles semejante condición. Señorito (con una reverencia recatada y una sonrisa detrás del abanico).